Cómo cortar ladrillos con una sierra húmeda para baldosas

Una de las razones por las que comprar una sierra húmeda para azulejos es una gran inversión es la versatilidad de este tipo de máquinas. A pesar de que por su nombre parezca que sólo son buenas para una cosa, y solo una cosa, las sierras para azulejos pueden hacer mucho más que cortar azulejos. De hecho, habitualmente los profesionales del bricolaje usan una sierra húmeda para baldosas para rentabilizar su inversión al máximo.

Hay herramientas diseñadas específicamente para cortar ladrillos, como sierras de albañilería, sierras de ladrillos y sierras de bloques, pero siempre que tengas la hoja adecuada (y los ladrillos no sean extremadamente gruesos), también puede usar una sierra húmeda para baldosas para cortar ladrillos. En esta publicación, hablaremos sobre cómo saber si puedes usar tu sierra húmeda para cortar los ladrillos con los que estás trabajando (y también sobre cómo hacerlo).

¿Se puede usar una sierra húmeda para azulejos como cortadora de ladrillos?

La respuesta corta es ¡sí, puedes! El problema es que hay algunas circunstancias excepcionales en las que no se puede usar una sierra húmeda para azulejos como cortadora de ladrillos, que básicamente se reducen a los casos en los que la sierra es demasiado pequeña y el ladrillo demasiado grande.

Primero, necesitas saber cuál es la profundidad máxima de corte de tu sierra para azulejos. Por lo general, esto depende del tamaño de la hoja y para una sierra de azulejos promedio generalmente está en un rango de 2 “a 2.5”. Ahora, eso no significa que los ladrillos tengan que ser más delgados de 2.5″ para cortarlos con la sierra; simplemente significa que tendrás que hacer más de una pasada para cortar todo el ladrillo.

Sin embargo, hay un límite, que dependerá de la altura ajustable del cabezal de corte de tu sierra para azulejos y del diámetro de la hoja. Por ejemplo, si su profundidad máxima de corte es de 2″ y los ladrillos tienen un grosor de 5″, su ajuste de altura debe permitir que la hoja tenga 3″ de espacio libre.

Por otro lado, su capacidad para hacer una segunda pasada dentro del primer corte está limitada por la rapidez con la que llegues al eje en el que está montada la cuchilla (es decir, el centro de la cuchilla). Si esto te impide cortar todo el ladrillo, el problema se puede solucionar midiendo y marcando con cuidado la otra cara del ladrillo para que puedas cortar desde el lado opuesto.

En otras palabras:

El único caso en el que no puedes usar una sierra húmeda para baldosas como cortadora de ladrillos es cuando el ladrillo es tan grueso que ninguno de los anteriores consejos funcionará para permitirte cortarlo por completo.

Cómo utilizar una sierra húmeda para baldosas como cortadora de ladrillos

Esta es la parte fácil: siempre que tengas la hoja correcta, usar una sierra húmeda para azulejos  para cortar ladrillos es esencialmente lo mismo que usarla para cortar azulejos. Asegúrate de tener un disco de diamante de alta calidad diseñado para ladrillos, sigue los procedimientos de seguridad estándar, coloca el ladrillo en el banco de la sierra de azulejos para que quede alineado con la marca de corte y enciende la máquina. El agua debe fluir libremente sobre la cuchilla mientras corta; si no lo hace, apaga la sierra y averigua cuál es el problema.

Al igual que con el corte de azulejos, no deberías aplicar demasiada presión a la hoja mientras cortas los ladrillos. Simplemente guía la hoja a través del corte dejando que la sierra marque el ritmo.

Valora el artículo "Cómo cortar ladrillos con una sierra húmeda para baldosas"

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...
🛒 ¡ COMPRA AHORA EN NUESTRA TIENDA ONLINE! 📦 ENVÍO Y DEVOLUCIÓN GRATIS. COMPRAR
+ +