Dale a un bloque de hormigón un acabado profesional con una fratasadora

Al realizar el acabado de un vertido de hormigón, debes asegurarte de que el resultado sea lo más plano y profesional posible. Cuando se trata de derrames muy pequeños, como ocurre con las encimeras de hormigón vertido, esto se puede lograr utilizando una fresadora de hormigón manual y una buena técnica.

Sin embargo, realizar el acabado de un bloque de cemento a mano en superficies más grandes, como un patio o un camino de hormigón, será extremadamente tedioso y laborioso. En estos casos, puedes alisar y aplanar la superficie de hormigón de manera mucho más eficiente utilizando una fratasadora.

Un proyecto de hormigón residencial habitualmente requiere de una fresadora, mientras que los grandes proyectos comerciales probablemente requerirán una fratasadora o incluso dos de ellas.

Consejos profesionales para el vertido de hormigón con fratasadora

Te ofrecemos algunos consejos para obtener los mejores resultados con tu fratasadora cuando debas realizar el acabado de hormigón recién vertido en un patio o una carretera.

1. La fratasadora debe usarse en el momento correcto

Las fratasadoras se usan para alisar y realizar el acabado del hormigón vertido antes de que esté completamente seco, por lo que el tiempo es un elemento crítico que incide directamente en el resultado del producto terminado.

La temperatura del aire, la humedad y el viento pueden afectar la rapidez o lentitud con la que el hormigón se secará. Por eso en lugar de tomar como referencia el tiempo de espera recomendado, utiliza este truco para verificar si el hormigón está listo para recibir el acabado con la fratasadora:

Al pisar el hormigón, tu huella debe tener 7 milímetros de profundidad o menos y no debe haber salido nada de agua (o muy poco). Si tu huella es más profunda de 13 milímetros o tiene una cantidad significativa de agua, es demasiado pronto para comenzar el proceso de acabado y tendrás que esperar a que el hormigón se seque un poco más. Eso sí, ¡no olvides que las fratasadoras no se pueden usar en hormigón completamente seco!

2. Discos de flotación y palas de acabado para tu fratasadora

La práctica estándar en estos días es usar tanto un disco de flotación como una pala de acabado para alisar los bloques de hormigón. Primero se coloca el disco de flotación en la fratasadora.

Cuando el hormigón esté listo, empuja la fratasadora hacia delante lentamente desde un extremo del bloque de hormigón hasta el otro, inclinando la máquina levemente y luego hacia atrás en la misma línea, manteniendo este patrón línea por línea hasta que hayas alisado toda la superficie.

Después de la primera pasada, la segunda debe ser perpendicular a la anterior. Si fue a lo largo la primera vez, la segunda deberá ser a lo ancho (siguiendo el mismo patrón de líneas que antes). Cada pasada ayudará a compactar el hormigón sucesivamente, permitiendo conseguir un acabado liso y plano.

3. Coloca la pala de acabado en la fratasadora

Después de completar dos pasadas perpendiculares con la fratasadora, es hora de colocar la pala de acabado y finalizar el alisado. Haz algunas pasadas perpendiculares más tal y como las hiciste con el disco de flotación, cambiando la dirección del aplanado después de cada pasada.

Comienza colocando la pala de acabado lo más plana posible para la primera pasada, y en cada pasada sucesiva aumenta la inclinación de la pala para aumentar la presión aplicada a la superficie del hormigón.

Valora el artículo "Dale a un bloque de hormigón un acabado profesional con una fratasadora"

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...
🛒 ¡ COMPRA AHORA EN NUESTRA TIENDA ONLINE! 📦 ENVÍO Y DEVOLUCIÓN GRATIS. COMPRAR
+ +